Debajo de un Bosón, són, són, estaba Higgs, Higgs, Higgs…


Estamos muuuuuuuuuy cerca de la ansiada partícula Bosón de Higgs  buscada desde que al Sr. Peter Ware Higgs, físico inglés conocido por su proposición en los años 60 de la ruptura de la simetría en la teoría electrodébil, explicando el origen de la masa de las partículas elementales en general, y de los bosones W y Z en particular.

¿¿¿?¿GRRRRR&&%&GRRRR3″@@###???¿????

Esto que suena a chino, no es sino una auténtica revolución en el campo de la física y de cómo entendemos el mundo.

Se trata de un tipo de partícula elemental que se cree tiene un papel fundamental en el mecanismo por el que se origina la masa de todas las partículas del Universo. La confirmación o refutación de su existencia es uno de los objetivos del Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés), el mayor y más potente acelerador de partículas del mundo que opera la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) en la frontera franco‐suiza, cerca de Ginebra.

Es tan importante porque es la única partícula predicha por el Modelo Estándar de Física de Partículas que aún no ha sido descubierta. El Modelo Estándar describe perfectamente todo lo que sabemos de las partículas elementales y cómo interaccionan entre ellas, pero queda una parte importante del Modelo por confirmar, precisamente la que da respuesta al origen de la masa de las partículas.

Sin masa, el Universo sería un lugar muy diferente. Si el electrón no tuviera masa no habría átomos, con lo cual no existiría la materia como la conocemos, por lo que tampoco habría química, ni biología ni existiríamos nosotros mismos.

Confirmar la existencia del bosón de Higgs ofrecerá la prueba esencial de la validez del único aspecto del Modelo Estándar que aún no ha sido confirmado. Su descubrimiento supondría una mejor comprensión del Universo y ejercería de impulso para la investigación: otras partículas que habían sido predichas por la teoría como los bosones W y Z fueron descubiertas posteriormente en aceleradores, mencionadas al comienzo de este artículo.

Para conocer las propiedades del bosón de Higgs se diseña un nuevo acelerador de partículas lineal, donde participan centros de investigación españoles. En última instancia, la tecnología desarrollada para determinar si el bosón de Higgs existe tendrá beneficios indirectos en campos tan diversos como la Medicina, la Informática y la Electrónica, entre otros.

España es miembro del CERN desde 1983 y aporta un 8,9% del presupuesto del organismo que gestiona el LHC, lo que la convierte en el quinto contribuyente de los 20 estados miembros. La aportación española es proporcional a su PIB y se sitúa detrás de Alemania, Reino Unido, Francia e Italia. Además de esta contribución fija, se aportan otros fondos para financiar la actividad de los grupos de investigación españoles que participan en los cuatro experimentos principales del LHC: ATLAS, CMS, LHCb y ALICE.

En la plantilla del CERN hay un centenar de investigadores españoles, a los que se suma otro centenar de investigadores (fellows y asociados) y estudiantes, y 342 usuarios externos (investigadores de universidades y centros españoles que colaboran en experimentos del CERN). El número de científicos españoles en el mayor laboratorio mundial de física de partículas es de alrededor de 550.

De modo… que estemos atentos… nuestra comprensión del Universo está a punto de cambiar… Hoy creo que me afeitaré para estar preparado.

Anuncios

Un Comentario


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s