El tecnohombre, la corrala y twiter. A New Age.


Es indudable que estamos en una nueva era. Fuera de tópicos, la era de Internet primero nos trajo las ventajas de la cercanía, del correo electrónico, de borrar las fronteras…

La tecnología no ha estado nunca en la historia reciente tan presente. Podríamos decir que somos al menos en el primer mundo hombres/tecno.

Esta nueva era de hombre-tecno nos lleva a la comunicación inmediata mundial. Al compartir inmediato-mundial. A la información de ti para todos, de mi para todos, de todos para mi.

No soy especialmente raro. Ya no leo periódicos. Leo blogs, leo twitts, leo periódicos online (newyorktimes, washingtonpost…), leo el huffintongpost, leo google news, yahoo news… y me creo mi propia opinión. Bueno, antes leía y me creaba también mi propia opinión, pero la era 2.0 es más rápida, todo se ve, todo se sabe, todo se comenta, no se pasa ni una.

Antes sabíamos lo que nos contaban. Ahora lo contamos todo entre todos. Yo te cuento que si linux, tu me cuentas que si Merkel, yo que si software libre, tu que si el 15M o decido seguir a Greenpeace, Cáritas, y elijo lo que leo y los interlocutores.

Intercambio de info rápida, directa, sin intermediarios. De la info-via oral a la info-intravenosa.

Puedes leer en twitter simultáneamente lo que piensa Alberto Garzón, o Alberto Ruiz Gallardón, lo que dice Esperanza o lo que nos cuenta Cayo Lara. Lo que me cuenta mi amiga Paula desde New York, (www.ketchupconjamon.com), muy diferente muchas veces a lo que cuenta el New York Times.

Los blogs, los foros, twitter, facebook, el  email… nueva dimensión de las relaciones, de las comunicaciones, que nos lleva al ágora mundial, a miles de ágoras, a la internet-ágora. El ágora 2.0 de la polis mundial.

Un patio de corrala de media humanidad hablando de la otra media, de ventana a ventana. (De windows a windows). Y de ese patio de corrala a la denuncia, nada.

Ahí es donde quería llegar. La denuncia. Estamos en la época en la que todo se sabe y nadie se calla. Además ahora no hay dinero. Una mezcla explosiva. Unos desesperados, otros cabreados, pero ya casi nadie se calla. Además y muy importante, la sensación de impotencia se disipa, al menos con la denuncia, se comparte el cabreo y todo sale a la luz.

Dívar ha dimitido, a la velocidad de la luz y taquígrafos y como él tantos otros, que ya han dimitido o dimitirán. Es la revolución incipiente. Todavía no sabemos cómo organizar esta neorevolución informativa-informadora autorretroalimentada, no hay un sólo frente, hay miles de frentes. No hay una causa, hay miles cientos de miles de causas.

Ante esta situación, hace falta cambiar el concepto de periodismo. ¿Quién iba a imaginar que iba a tener un medio para poder expresar mi opinión como este blog hace tan sólo 7 años? ¿Que me iban a leer desde tantas partes del planeta tan pronto como le doy al botón publicar?.

El nuevo periodista deberá dar prestigio a la información, credibilidad, contraste y frescura. Y todavía ésto, se echa de menos en muchos medios dirigidos por las fuerzas políticas, por intereses empresariales, por vendetas del pasado. La Razón, El País, el ABC, El Mundo. A todos se les ve el plumero.

A mi también se me puede ver el plumero, pero es más difícil porque no estoy mediatizado ni obligado a seguir una disciplina editorial. Y es ahí donde creo que el nuevo periodista va a tener que bregar y posicionarse, trabajar y mantenerse.

Necesitamos creadores de opinión serios, comprometidos, no mediatizados, abiertos, críticos. Va a ser difícil dirá el periodista, si hago éso ¿cómo me ganaré la vida? ¿quién pagará mis artículos? ¿quién los publicará?. Ni idea. No lo sé. Tampoco tengo la contestación a esas preguntas en mi propio trabajo, y está cambiando. Vaya que si está cambiando.

Pero lo que si que es cierto, es que la neorevolución o las neorevoluciones que vengan serán con el twitter en bandolera.

Menudo reto para el periodismo, menudo reto para el periodista.

Licencia de Creative Commons
El tecnohombre, la corrala y twiter. A New Age. by Ignacio Muñoz Motilla is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en botellamediollena.wordpress.com.

Anuncios

  1. Estoy de acuerdo de que estamos en una nueva era , los del neolítico consiguieron pulir los trozos de guijarro para poder cazar mas fácilmente y con la tecnología actual podemos obtener todo tipo de conocimientos con un simple clic estar conectados mediante las redes sociales con centenares de personas, seguir los blogers mas interesantes. Yo te estoy muy agradecida de que me hayas abierto las puertas de este mundo desconocido para mi en el que cada día me siento mas cómoda y que hasta hace poco tiempo me parecía imposible lo que ahora estoy haciendo. Gracias Nacho, no cambies nunca, eres un tipo estupendo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s