Los beneficios terapéuticos de la compañía de un perro


La terapia asistida por animales de compañía (TAAC) o mascoterapia se basa en la participación de animales en intervenciones terapéuticas con el fin de mejorar la salud y el bienestar humano, pues las mascotas pueden ser un valioso puente de comunicación entre el terapeuta y el paciente. De acuerdo con estudios ya realizados en la década de los setenta por el psicólogo Boris Levinson, el contacto con una mascota, además de ser agradable, reporta beneficios terapéuticos físicos, psicológicos y sociales.

Tener a un perro como animal de compañía genera muchos beneficios terapéuticos para personas mayores y/o enfermas, que por ejemplo sufren depresión.

Jerome K. Jerome, escritor inglés,  famoso por su cómica novela de viajes “Three Men in a Boat,  escribió en el principio del siglo pasado, con muy buen humor, que el perro es un animal “muy imprudente”.

“He is very imprudent, a dog; he never makes it his business to inquire whether you are in the right or the wrong, never asks whether you are rich or poor, silly or wise, sinner or saint. You are his pal. That is enough for him.”

Jerome K. Jerome

Jamás se detiene a  averiguar si aciertas o yerras, no le interesa saber si  subes o bajas por la escalera de la vida, nunca pregunta si eres rico o pobre, tonto o listo, pecador  o santo. Con  buena o mala fortuna, si tu reputación es excelente o pésima. Si te creen honorable o infame. Seguirá contigo, para consolarte, protegerte y dar su vida por ti”.

En otras palabras, el perro no tiene límites para amar y el amor es la mejor terapia para todos nosotros.

El efecto terapéutico de la terapia asistida con animales es más notorio entre los niños y los ancianos, pero también se benefician de ella individuos autistas, enfermos del corazón, personas con parálisis cerebral, pacientes con enfermedades terminales, con enfermedades mentales, con trastornos de comportamiento, la población anciana, las víctimas de violaciones, la reinserción de delincuentes.

  • La convivencia con el perro aumenta  el bienestar y la vitalidad del amo.
  • Ayuda a sobrellevar el deterioro mental o físico de las personas mayores y enfermas.
  • Ayuda a superar la muerte de la pareja.
  • Facilitan la relación con otras personas porque ofrecen tema de conversación y ayudan a romper el hielo. Es más fácil que alguien se acerque a un anciano si está con un animal de compañía.
  • Aminora la sensación de abandono, porque se instaura una relación de cariño con otro ser vivo.
  • Acariciar a un animal de compañía  ayuda o regular la tensión arterial.
  • Son antídoto para la depresión. Pueden evitar que uno caiga en depresión, pues al sentirnos útiles y queridos de manera incondicional los niveles de estrés se reducen.
  • Ayudan a relacionarse y a subir la autoestima.
  • La interacción con los perros, ayuda a ser más tolerantes con otros animales, con uno mismo y con los demás.
  • La relación con un animal de compañía provoca una disminución de la ansiedad y ayuda a combatir la depresión.
  • Crea de obligaciones ineludibles, con lo cual la persona se vuelve más activa y comprometida con los paseos y cuidados del perro.
  • Los animales de compañía hacen reír con sus gracias y juegos y dan un nuevo sentido de felicidad  a la existencia de la persona.
  • Hacen olvidar los problemas mientras estamos pendientes de ellos, cambiamos el chip, hablamos de otras cosas.
  • Mejoran y aceleran la recuperación en el caso de dolencias graves.
  • Reduce notablemente el riesgo de padecer enfermedades coronarias.
  • En personas con limitaciones físicas, los perros pueden servirles de estímulo para su rehabilitación y como asistencia.
  • Nos ayudan a estar en forma y saludables, ya que los perros necesitan caminar y hacer ejercicio diariamente.
  • Nos inspiran mayor respeto hacia todos los seres vivos.

“Let your boat of life be light, packed with only what you need – a homely home and simple pleasures, one or two friends, worth the name, someone to love and someone to love you, a cat, a dog, and a pipe or two, enough to eat and enough to wear, and a little more than enough to drink; for thirst is a dangerous thing. ”

Jerome K. Jerome

Dedicado a William, en memoria de Lily y Spotty.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s